Equilibra tus Chakras



Los chakras son centros de energía inmensurable (no medible de ninguna manera) situados en el cuerpo humano. Equilibra tu cuerpo y mente utilizando esta antigua creencia de bienestar oriental basada en los siete centros de energía que rigen todos nuestros órganos y trabajan juntos como un sistema aún de forma independiente.

La palabra sánscrita chakra se traduce literalmente como la rueda o el disco. En yoga, meditación, y Ayurveda, este término se refiere a las ruedas de la energía en todo el cuerpo.

En esencia nuestros chakras reciben la salud de nuestro ambiente, incluyendo las personas con las que tenemos contacto (¡es por eso que el ánimo de otras personas nos afecta!) así como nuestros chakras también irradian una energía de vibración.

 

También se cree que tenemos siete centros chakra principales y que cada uno está conectado a nuestro ser en muchos niveles diferentes: físico, emocional, mental y espiritual.

En el nivel físico cada chakra gobierna un órgano principal o glándula, los cuales están conectados a otras partes del cuerpo que resuenan en la misma frecuencia.

Cada órgano, glándula y sistema del cuerpo está conectado con un chakra, y cada chakra es conectado a una frecuencia vibratoria de color.

Los siete centros chakras principales están alineados a lo largo de la columna vertebral. Si hay alguna perturbación en algún nivel, esto se refleja en el nivel de vitalidad del chakra. También cada uno de los siete principales chakras es su propio centro de inteligencia.

Esto significa que cada chakra no solo está asociado con nuestra salud física, sino que también controlan aspectos conectados a nuestro sistema emocional, mental y espiritual.

Para ayudar a equilibrar un chakra en un nivel emocional, intelectual, físico o espiritual, tenemos que traer al chakra vibración (color), que resuene a la misma frecuencia.

En el estudio de la anatomía del aura es importante entender el significado del sistema del chakra, y el lenguaje de los colores expresado en el aura.

Cuando una parte de un centro chakra esta fuera de sintonía eventualmente puede afectar sus otras partes y posiblemente los chakras cercanos.

Cuando un centro chakra esta fuera de equilibrio significa que esta sobre-activado o desactivado, o posiblemente congestionado o bloqueado. Si esto pasa es usualmente sentido en un nivel mental, emocional o físico.

La luz del sol es nuestra mayor fuente de luz, calor y energía. La luz del sol no solo sustenta la vida en la Tierra, sino también que sustancia la Tierra a sí misma.

Provee a las plantas  la energía de la fotosíntesis, que se convierten en sustancias de vida para los animales y humanos. La luz del sol consiste en energía en forma de ondas electromagnéticas y aparte de esta energía electromagnética incluye rayos cósmicos, rayos gama, rayos x, rayos de luz visibles, rayos infrarrojos, microondas y ondas largas y cortas (ondas de radio).

Nosotros utilizamos muchas de estas energías en nuestra vida diaria; de todas formas, parece que no ponemos mucho énfasis en los rayos de luz visibles. Nos referimos a ellos como los rayos de luz visibles porque de todas las energías mencionadas antes, los rayos de luz son visualmente posibles.

Sosteniendo un prisma bajo el sol, podemos dividir el espectro visible de los rayos de luz en siete diferentes tonalidades de color.

La luz consiste en las siete energías de colores: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta. Podemos ver estos siete colores en un arcoíris, gota de lluvia o roció e incluso en un copo de nieve.

Las luces y el color son inseparables. Cada color de los rayos de luz visibles tiene diferentes longitudes de ondas y frecuencias de vibración de onda que nos afecta de formas diferentes. El rojo tiene la longitud mayor de onda  y la más lenta frecuencia de vibración, que reconocemos de forma innata como cálida y estimulante. Por otro lado, violeta tiene la onda más corta y la frecuencia de vibración más rápida, que reconocemos como una fresca y calmante energía.

Nosotros recibimos energía por medio de los ojos, que luego estimulan la retina y sus células, bastones y conos. Estos impulsos, viajan por medio del nervio óptico hacia la corteza visual del cerebro por medio de la pituitaria, estimulando otras glándulas y sus hormonas de secreción hacia varias partes de su cuerpo.

Muchas funciones del cuerpo son estimuladas o retardadas por la luz y los diferentes colores y esto es lo que afecta nuestro sistema chakra. Ya que la luz y sus colores afectan físicamente glándulas y hormonas, también tienen una influencia marcada en nuestros estados de ánimo y sentimientos.

La ciencia ha probado que ciertos colores pueden calmar la mente mientras que otras estimulan la actividad mental. Nosotros necesitamos energía de luz para alimentar nuestro cerebro, nuestras emociones y nuestro cuerpo físico así como nuestros cuerpos de luz y especialmente nuestros chakras.

 

Si hay alguna agitación o desorden en algún nivel, esto se refleja en un nivel de vitalidad del chakra. Y cada uno de los siete chakras principales tiene su propia inteligencia innata y función. Muy similar a como las funciones del cuerpo trabajan automáticamente, tus centros chakras también operan automáticamente.