Fitoterapia



La palabra fitoterapia se forma con el término griego fito, que significa planta y terapia, que quiere decir tratamiento y se utiliza como sinónimo de curación. Así, la fitoterapia es la curación a través de las plantas medicinales.


La fitoterapia tiene como objetivo que el organismo que no funciona correctamente pueda mejorar con el uso de las plantas medicinales. Hay que tener presente que las plantas tienen un potencial curativo distinto a los medicamentos convencionales, pues éstos se centran en modificar o atacar un síntoma y las plantas intentan mejorar el funcionamiento de un órgano, pero esto no hace desaparecer el síntoma. En otras palabras, la fitoterapia se centra en la raíz de un problema de salud.


Normalmente el tratamiento medicinal mediante plantas se realiza combinando varias de ellas. El procedimiento habitual es mezclar plantas diferentes , se toman como una infusión, también se pueden tomar en forma de extractos alcohólicos individuales o con una mezcla de ellos y en forma de cápsulas.

El efecto principal de esta técnica curativa es la normalización del organismo y su principal ventaja es la casi inexistencia de contraindicaciones. Antes de consumir plantas es aconsejable consultar con un especialista, puesto que su efecto puede reducir los efectos de los medicamentos y/o tener efectos adversos.